QUIENES SOMOS?

H.I.J.O.S. (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) es una agrupacion creada en 1.995, a partir de la necesidad de juntarnos, reconociendonos en las historias comúnes, reivindicar la lucha de nuestros padres y sus compañeros, buscar a nuestros hermanos apropiados, luchar contra la impunidad. A más de 15 años seguimos luchando por la cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas de la última dictadura militar, sus cómplices, instigadores y beneficiarios.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Extraño suceso en la Maternidad: Se llevaron 10.000 partidas sin explicaciones

Nota publicada en EL PERIODICO de Tucumán - on line. Lunes 20/12/2010

Sin explicación alguna, del Instituto de Maternidad Nuestra Señora de las Mercedes, diez mil historias clínicas de recién nacidos -que datan del año 1976 en adelante- fueron sacadas del hospital sin que se haya establecido cuál fue su destino como tampoco el motivo del traslado de ellas. El hecho está registrado en un acta notarial realizada el 10 de julio de 2000, por la escribana pública Graciela Benedicto, por pedido de la por entonces subdirectora de la Maternidad, María Cecilia Balart.
Dicha acta notarial fue girada a la directora del Registro de Personas Desaparecidas, María Eyeheraguibel, el 11 de febrero pasado, adjunta a nota firmada por la directora de la Maternidad, Rossana Chahla.
En la misiva, la directora del hospital indicó a Eyeheraguibel que no contaba con los certificados de nacimientos del año 1974, solicitados por ella para esclarecer quiénes son los padres biológicos de Omal Alberto Tamer (ver Dio con el…), ya que “el libro de registro de parto de ese año se encontraba en nuestro archivo, el cual se inundó y gran parte de la documentación existente quedó inutilizada”.
Sin embargo, el acta notarial, que lleva la firma de Chahla, difiere de la versión que dio la directora de la Maternidad al Registro de Personas Desaparecidas.

Misterio
La solicitud de Balart de que una escribana realice un oficio público en el mencionado centro de salud, era con motivo de certificar que las historias clínicas de Neonatología, que se encontraban en el sótano del edificio, quedaron inutilizadas a raíz de las inundaciones que sufrió esa área del nosocomio.
Balart y María Margarita Rosa de Sulekic, por entonces jefa de estadísticas del hospital, acompañaron a la escribana mientras realizaba el oficio público. De hecho, fue Sulekic quien le comentó a Benedicto que las historias clínicas que se abrieron desde 1976, de la cero a la diez mil, por orden de un doctor de apellido Brainovich, fueron cargadas en contenedores, tras lo cual fueron llevadas.
En el acta notarial no se precisa el nombre de Brainovich, como tampoco la fecha en la que se llevó la documentación ni la razón del traslado.
Por tal motivo, el periódico trató de contactar a Chahla a fin de establecer qué cargo desempeñaba Brainovich y bajo autorización de quién había dispuesto el traslado de esos documentos. No obstante, no fue posible ubicar a la doctora ya que en su oficina dijeron que estaba fuera de la provincia.
Por la cantidad de años -diez- que transcurrieron desde el oficio, la escribana no pudo brindar datos precisos sobre el paradero de Brainovich.
Benedicto, sólo recordó que fueron varias veces las que se tuvo que presentar en la Maternidad para realizar actas notariales. “Todas eran por el mismo motivo, certificar que las actas de nacimiento habían quedado ilegibles tras la inundación del sótano en donde se encontraba gran parte de la documentación”, expresó.
“Creo que ese doctor Brainovich era parte del personal del hospital”, agregó la escribana, aunque sin plena seguridad de ello.
Lo que sí recuerda Benedicto, como figura en el acta notarial, es que Balart reveló que parte de las certificaciones del año 1995 se encontraban en la parte de arriba del edificio, mientras que documentos del 10 de octubre de 1994 para atrás, estaban en el sótano.
El registro da cuenta que, además de las certificaciones que fueron trasladadas, desde la diez mil hasta la noventa mil, se ordenaron bajar al sótano para hacer un archivo que quedó inutilizado luego de que se inundara el sótano. Este traslado de las historias clínicas se debió a que en el hospital iban a llevarse a cabo reformas edilicias. Mientras que, hasta julio de 2000, los certificados desde el número noventa mil en adelante, se econtraban en una área de arriba de la Maternidad.

Interrogante
La nota girada a la directora de Registro de Personas Desaparecidas en la que Chahla da cuenta de que no cuenta con la documentación requerida por Eyeheraguibel, presenta una contradicción: en el acta notarial, firmada y sellada por la directora de la Maternidad, se da cuenta que las historias clínicas del `76 fueron sacadas del hospital y que desde esa fecha en adelante, parte de esos documentos se perdieron. Pero, el pedido de la dirección de Registro de Personas Desaparecidas gira sobre certificados de dos años atrás -1974- y en oficio público no se hace referencia a que los documentos de ese año, se hayan perdido en las inundaciones que sufrió el sótano del edificio.

HAY 400 JÓVENES QUE AÚN NO CONOCEN SU IDENTIDAD, ESTE CRIMEN SE SIGUE COMETIENDO HASTA QUE CONOZCAN QUIENES SON EN REALIDAD.
VOS PODES SER UNO DE ELLOS, VOS PODES CONOCER A ALGUNO DE ELLOS.
ACERCATE, COMUNICATE CON NOSOTROS.
ENTRE TODOS TE ESTAMOS BUSCANDO.
H.I.J.O.S. Tucumán en la Red Nacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una ley operativa es necesaria

Por María Julia Albarracín

En el avance de las causas por delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la última dictadura militar persiste la necesidad de garantizar la protección de testigos, querellantes, abogados y militantes de organizaciones sociales. En este camino desaparecieron Julio López, hecho aberrante que tuvo la clara intención de amedrentarnos. Esto adquirió la atención de la clase política, que recurre al intento de adaptar la "Ley Nacional 25.764", denominada "Programa de Protección a testigos e imputados", creada para garantizar la seguridad de testigos de delitos vinculados al crimen organizado y al narcotráfico. Esta es la ley que se viene aplicando a personas que guardan en sus testimonios historias de lucha por reconstruir la memoria de todos los argentinos, quienes no tienen intención de ocultarse ante las amenazas, son víctimas pero no han sucumbido.

Tucumán, sancionó en 2.006 la ley 7.860, que crea el "Departamento de Protección de Testigos" en el ámbito del Poder Ejecutivo. Es una norma general que está a la espera de ser reglamentada por el Gobernador y de una partida presupuestaria que la ponga en marcha.

El panorama es complejo y la ley no ha sido el marco para resolver situacions de amenazas enTucumán, sin embargo la ausencia legal no nos ha detenido en la marcha de este juicio que se avecina, lo que es una gran ,muestra de fortaleza, de esperanza y el resultado de la perseverancia en la búsqueda por la verdad, el juicio y el castigo.



JUICIO Y CASTIGO

Contamos con un area de Legales, Investigacion y Comunicacion que se avoca exclusivamente al trabajo de enjuiciar a los represores. Investigamos para construir la verdad historia y aportar pruebas judiciales que nos permitan condenar a los imputados de los delitos de lesa humanidad en nuestra provincia. En este trabajo confluyen dos lineamientos generales de la organización: la reconstrucción histórica y el juicio y castigo. Entendemos que estos comlejos procesos judiciales deben ser acompañados de una fuente política de comunicación, para lo cual trabajamos elaborando distintos productos y propuestas. Si querés contactarte con nosotros para aportar información o realizar alguna consulta vinculada con estos trabajos escribinos a: hijostucuman@yahoo.com