QUIENES SOMOS?

H.I.J.O.S. (Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio) es una agrupacion creada en 1.995, a partir de la necesidad de juntarnos, reconociendonos en las historias comúnes, reivindicar la lucha de nuestros padres y sus compañeros, buscar a nuestros hermanos apropiados, luchar contra la impunidad. A más de 15 años seguimos luchando por la cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas de la última dictadura militar, sus cómplices, instigadores y beneficiarios.

miércoles, 25 de julio de 2012

Señalizacion del ex CCD Escuelita de Famaillá

Este miércoles 1º de Agosto vamos a inaugurar la señalización en donde funcionase el 1º CCD de nuestra provincia, están todos y todas convocados, están todos y todas invitados!!
Los esperamos!! vamos a seguir construyendo la memoria!!



El Departamento de Famaillá, ubicado al sur de la provincia de Tucumán, ha encontrado su lugar en la historia a partir de la implementación del Operativo Independencia, que cumplió un rol importante como escuela para la formación de las fuerzas represivas y como laboratorio de ensayo de los mecanismos de terror, que luego se extendieron al conjunto del territorio nacional durante la Dictadura Cívico Militar iniciada en marzo de 1976. En el plano simbólico, tuvo un papel destacado en la construcción de un consenso político y social en vistas a la instalación del "proceso de reorganización nacional".

El Operativo Independencia fue puesto en marcha a través del Decreto N° 261, del 5 de febrero de 1975, firmado por la Presidenta Constitucional Isabel Martínez de Perón, en acuerdo general de Ministros. Este documento ordenaba la realización de operaciones militares, de acción cívica y psicológica " a efectos de neutralizar y/o aniquilar el accionar de los elementos subversivos" en Tucumán. Las fuerzas represivas del Estado, conducidas por el Ejército, en un principio al mando del Gral. Vilas y continuado por el Gral. Bussi, fueron avaladas por buena parte de la dirigencia política, económica, eclesial y gremial, pusieron en marcha un plan sistemático de aniquilamiento destinado a producir una profunda transformación en el conjunto social.

La "Escuelita de Famaillá" operó como cabecera del primer circuito de CCD en la Argentina; asociados a ella funcionaron en la provincia otros centros de reclusión: Ex Ingenio Nueva Baviera, Chimenea de Caspinchango, Ex Ingenio Lules, Ex Ingenio Santa Lucía, Comisaría de Famaillá, Comisaría de Monteros, Conventillos de Fronterita ( Ex Ingenio Fronterita ), Escuela Lavalle y Jefatura Central de Policía. Una vez producido el golpe de Estado en marzo de 1976, la principal Base Militar se trasladó al Ex Ingenio Nueva Baviera, multiplicándose los CCD por todo el territorio provincial.

Las investigaciones sobre el funcionamiento del sistema represivo en la provincia de Tucumán, registran que de la totalidad de casos de desapariciones forzadas y asesinatos entre 1975 y 1983, el 35 % corresponden al Operativo Independencia. Cálculo que siniestramente evidencia cómo fue pergeñada la eficacia simbólica de las prácticas genocidas en nuestro pueblo. Este tipo de prácticas involucró al conjunto de la población en el genocidio y dejó profundas huellas en las identidades individuales y colectivas, que persisten hasta el presente.

NI OLVIDO NI PERDÓN
MEMORIA - VERDAD - JUSTICIA

H.I.J.O.S. Tucumán
nacimos en su lucha, viven en la nuestra

martes, 24 de julio de 2012

Entre todos seguimos buscandote...

La organización Abuelas de Plaza de Mayo informó que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) logró identificar los restos de Isabel Carlucci de Fina, quien estaba embarazada de seis meses al momento de su secuestro en agosto de 1976 en el marco del terrorismo de Estado desatado por la última dictadura cívico militar.

A través de un comunicado, la entidad que preside Estela de Carlotto informó que, pese al hallazgo, "no pudo obtenerse aún ninguna conclusión científica o jurídica sobre el destino de su embarazo, por lo que la búsqueda de su hijo o hija no cesará". 

Abuelas puntualizó además que la sangre del grupo familiar Fina-Carlucci seguirá en el Banco Nacional de Datos Genéticos que funciona en el Hospital Durand, "a la espera del posible reencuentro".

Carlucci de Fina había nacido en la ciudad santafesina de Rosario y militaba junto a su marido Víctor Hugo Fina en el PRT-ERP. En el año 1975 la pareja tuvo a su primer hijo, Iván.

El 10 de agosto de 1976, el marido de Isabel Carlucci fue asesinado por fuerzas de seguridad en su domicilio de Rosario, y ese mismo día, Isabel, de 23 años, fue secuestrada en su lugar de trabajo por un grupo de tareas del Ejército en Capitán Bermúdez, Santa Fe.

Luego, fue asesinada y su cuerpo fue arrojado al río Paraná, donde apareció flotando un mes más tarde con evidentes signos de tortura. Durante años permaneció enterrada como NN en el cementerio La Piedad. 

A partir de las investigaciones de una causa iniciada en octubre de 2009, el Equipo Argentino de Antropología Forense realizó exhumaciones que permitieron determinar la identidad de los restos hallados, que recientemente fueron entregados a Iván y su familia.

Iván se sumó a la lucha de las Abuelas y desde entonces busca incansablemente a su hermano o hermana y a los más de 400 niños, hoy adultos, apropiados durante la última dictadura, que todavía desconocen su identidad. Desde hace ocho años, Iván es además el responsable de la filial Rosario de la Asociación. 

El comunicado de Abuelas explica además que en los últimos días, junto a su familia, Iván decidió dar a conocer a la opinión pública el reconocimiento de los restos de su madre "como una forma de ir contra el silencio y ayudar a otros a ver de cerca la nefasta historia del terrorismo de Estado".

Asimismo ratificaron que "las Abuelas seguiremos buscando al hijo o hija de Isabel y Víctor Hugo y anhelamos su encuentro. Mientras tanto, celebramos que, a más de 35 años de la desaparición de Isabel, Iván pueda al menos saber parte de la verdad y, finalmente, decidir sobre el destino de los restos de su madre."



todavía hay 400 jóvenes que no conocen su verdadera identidad
vos podes ser uno de ellos...
vos podes conocer uno de ellos...

ayudanos a encontrarte
Herman@s Tucumán: hermanos_tucuman@hotmail.com
0381-154469461

H.I.J.O.S. Tucumán

lunes, 23 de julio de 2012

jueves, 5 de julio de 2012

HOY SENTENCIA: en el juicio por el Plan Sistemático de robo de bebés


En el camino histórico de la reparación


por Alejandra Dandan para Pagina12

La de esta tarde no será una sentencia más. Como cada fallo de lesa humanidad, cada final de juicio instaura, con sus condenas o absoluciones, nuevos sentidos jurídicos sobre el pasado, que es presente, pero también nuevos sentidos sociales. En términos jurídicos, uno de los ejes de la sentencia de hoy es la definición del robo de niños como plan sistemático o robo organizado desde la cúpula del poder militar, y eso está condensado entre otros en la acusación sobre el dictador Jorge Rafael Videla. El Tribunal Oral Federal 6 cambiará, o no, con su fallo lo que hasta ahora se dijo judicialmente en ese campo: léase, lo que dijo la sentencia de la Cámara Federal en el Juicio a los Comandantes de 1984 en la que Videla quedó absuelto por cinco de los seis casos de niños apropiados que llegaron a juicio y la Cámara consideró que no había pruebas para entender que en la Argentina, la dictadura había implantado un plan para quedarse con los niños. Las querellas le pidieron al Tribunal esa definición.
La sentencia se escuchará hoy a las 18 en los Tribunales de Retiro. Los jueces Julio Luis Penala, Domingo Altieri y la presidenta del Tribunal, María del Carmen Roqueta, se sentarán en la sala desde la que escuchan desde marzo de 2011 los testimonios en torno de 35 casos de niños. Frente a ellos estarán los once acusados, trasladados desde la una de la tarde por el Servicio Penitenciario Federal: Videla, Reynaldo Bignone y Rubén Omar Franco; Santiago Omar Riveros, Jorge “El Tigre” Acosta, Antonio Vañek, el médico Jorge Magnacco; Juan Antonio Azic, por la apropiación de Victoria Donda; Eduardo Ruffo, por el secuestro de Simón Riquelo, y Víctor Gallo y Susana Colombo, por la apropiación de Francisco Madariaga. Los pedidos de penas van de 50 años, para los jefes, a los15 años, como en el caso de Colombo.
Entre las 35 apropiaciones hay nombres de quienes nacieron en cautiverio y una pequeña proporción de apropiados o dados en adopción luego de ser secuestrados con sus padres. La única madre que sobrevivió es la uruguaya Sara Méndez, sólo por una desinteligencia entre los militares argentinos y uruguayos. El único varón es Abel Madariaga, padre de Francisco. De los 35 niños, 26 recuperaron la identidad. De ellos, 20 declararon durante el juicio. Las abuelas y familias siguen buscando a los que faltan; sus nombres ayer quedaron escritos a modo de marca en una gacetilla que distribuyó Abuelas de Plaza de Mayo por la sentencia: son Guido Carlotto, Ana Libertad Baratti De la Cuadra, Clara Anahí Mariani Teruggi; el/la hijo/a de Gabriela Carriquiriborde y Jorge Repetur; Martín Ogando Montesano; Victoria Petrakos Castellini; la hija de María Moyano y Carlos Poblete y la hija de Ana Rubén y Hugo Castro que “continúan viviendo con una identidad falsa”.

“Quisiera que digan la verdad”


Cuando empezó el juicio, Chicha Mariani estaba convencida de que alguno de esos militares que llegaban a juicio iban a decirle algo. Un dato para encontrar a Clara Anahí, la nieta que sigue buscando. El juicio pasó. “Ellos no dijeron nada”, dice Chicha. “Es casi la misma sensación que siento desde antes del juicio, porque no era para esperar mucho porque era un juicio sólo para castigarlos, pero no para conseguir información. Creo que todavía está la deuda pendiente, ese silencio que tienen continuamente los hace fuertes. A veces se olvidan de la magnitud de la tortura de tenernos así, es de una crueldad tan grande que no sé si se tiene una visión verdadera de lo que significa la espera después de las pérdidas sin confirmar. Ha sido para mí una espera siempre igual desde el principio hasta ahora. No me significa mucho que vayan presos, porque lo que yo quisiera es que dijeran la verdad. Que dejen así de delinquir y de torturar. Me sigue doliendo todo lo que me hicieron a mí. Arañando el alma como siempre, no me significa mucho el castigo que les puedan dar.”

“Mi hija va a estar ahí”


Casi no hubo días en los que Elsa Pavón no estuviera en el juicio. Sólo en los últimos días del juicio la abuela de Paula Logares no fue. “No fui –dice—, me da mucho dolor no poder contestarles (a los represores) cuando dicen cosas que no son, insultan no sólo la memoria de los desaparecidos, sino de la sociedad misma.” “Para mí fue todo fuerte, especialmente lo que han dicho los chicos, sus testimonios fueron muy dolorosos, por lo menos para nosotras, las abuelas, las madres. Mi nieta pudo declarar y dijo cosas que yo no sabía, cuando declaró te vuelve el pasado, no hay palabras para explicar lo que se siente. Supe que de chica repetía su nombre cuando se la llevaron y escucharla a ella por qué y cómo, qué es lo que ella sentía... No te olvides de que tenía 23 meses cuando se la llevaron y yo me acuerdo de qué decía: a los 23 meses ella se defendía con su nombre y nosotros adultos no la podíamos defender, no la podíamos recuperar. Yo no me puedo sacar la cara de mi hija y todo lo padecido. Por ellas, uno de los coordinadores de Abuelas una vez nos dijo que los represores tienen el último grito de nuestras hijas cuando les sacaron a sus hijos de los brazos. Mañana (por hoy) voy a ir en nombre de Paula, pero sobre todas las cosas en nombre de mi hija: no voy a ser yo la que voy a estar ahí, va a ser mi hija. La satisfacción de haberlo logrado después de tanta lucha, llegar a estas personas y a un juicio y escuchar la sentencia.”

NO OLVIDAMOS NO PERDONAMOS
NACIMOS EN SU LUCHA, VIVEN EN LA NUESTRA


miércoles, 4 de julio de 2012

Masacre de San Patricio: cuando callaron las iglesias...


Hoy se cumplen 36 años de la Masacre de San Patricio, el 4 de Julio de 1976 mueren asesinados 5 curas palotinos en la iglesia de San Patricio en manos de la dictadura genocida.

Fueron asesinados los padres Alfredo Leaden, de 57 años, superior de los Palotinos en Argentina; Pedro Duffau, de 68 años, vicario parroquial y profesor retirado, y Alfie Kelly, 43 años, párroco de San Patricio y Decano de la zona. Con ellos fueron asesinados los jóvenes seminaristas: Salvador Barbeito, de 30 años, próximo a ordenarse y el postulante Emilio Barletti, de 24 años.



NI OLVIDO NI PERDÓN

JUICIO Y CASTIGO


Una ley operativa es necesaria

Por María Julia Albarracín

En el avance de las causas por delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la última dictadura militar persiste la necesidad de garantizar la protección de testigos, querellantes, abogados y militantes de organizaciones sociales. En este camino desaparecieron Julio López, hecho aberrante que tuvo la clara intención de amedrentarnos. Esto adquirió la atención de la clase política, que recurre al intento de adaptar la "Ley Nacional 25.764", denominada "Programa de Protección a testigos e imputados", creada para garantizar la seguridad de testigos de delitos vinculados al crimen organizado y al narcotráfico. Esta es la ley que se viene aplicando a personas que guardan en sus testimonios historias de lucha por reconstruir la memoria de todos los argentinos, quienes no tienen intención de ocultarse ante las amenazas, son víctimas pero no han sucumbido.

Tucumán, sancionó en 2.006 la ley 7.860, que crea el "Departamento de Protección de Testigos" en el ámbito del Poder Ejecutivo. Es una norma general que está a la espera de ser reglamentada por el Gobernador y de una partida presupuestaria que la ponga en marcha.

El panorama es complejo y la ley no ha sido el marco para resolver situacions de amenazas enTucumán, sin embargo la ausencia legal no nos ha detenido en la marcha de este juicio que se avecina, lo que es una gran ,muestra de fortaleza, de esperanza y el resultado de la perseverancia en la búsqueda por la verdad, el juicio y el castigo.



JUICIO Y CASTIGO

Contamos con un area de Legales, Investigacion y Comunicacion que se avoca exclusivamente al trabajo de enjuiciar a los represores. Investigamos para construir la verdad historia y aportar pruebas judiciales que nos permitan condenar a los imputados de los delitos de lesa humanidad en nuestra provincia. En este trabajo confluyen dos lineamientos generales de la organización: la reconstrucción histórica y el juicio y castigo. Entendemos que estos comlejos procesos judiciales deben ser acompañados de una fuente política de comunicación, para lo cual trabajamos elaborando distintos productos y propuestas. Si querés contactarte con nosotros para aportar información o realizar alguna consulta vinculada con estos trabajos escribinos a: hijostucuman@yahoo.com